Centering Prayer I - Generalidades

El corazón de la oración de centrado


Introducción

Todos los textos que aparecen transcritos más abajo han sido extraídos (y traducidos) del libro de Cynthia Bourgeault titulado The Heart of Centering Prayer (El corazón de la oración de centrado). Forman un conjunto de puntos básicos generales sobre la práctica de la oración de centrado.


En la próxima entrada de este blog (v. Centering Prayer II - La actitud correcta) publicaré otro conjunto de textos sacados de otro libro de la misma autora, pero en esa ocasión todos harán referencia a la actitud esencial a sostener durante el período de oración.


El libro The Heart of Centering Prayer fue publicado en 2016 en el mundo anglosajón por la editorial Shambhala Publications. En la fecha en la que escribo (abril de 2020) aún no ha sido impreso en español.


En el sitio web de la autora (pulsa el enlace Cynthia Bourgeault para visitarlo) puede encontrarse información sobre sus libros y cursos. Cynthia es una mística moderna internacionalmente conocida, además de escritora, líder de retiros y ministra ordenada de la Iglesia episcopal. Viaja por todo el mundo para enseñar y difundir el camino cristiano contemplativo y en particular la oración de centrado.

Centering Prayer (oración de centrado)


Si tenemos ya una disciplina establecida de ejercicio diario de oración de centrado es importante que repasemos de vez en cuando sus puntos esenciales de forma que no se nos olviden sus características más importantes. Si no tenemos aún esa disciplina pero deseamos iniciarnos en ella, es muy interesante disponer de una guía básica que nos permita conocerla bien. En cualquiera de estos dos casos, las enseñanzas cristalinas de Cynthia Bourgeault nos posibilitan adentrarnos y profundizar en esta forma de oración contemplativa.


Aunque su nombre original en inglés, Centering Prayer, se suele traducir como oración centrante, he preferido utilizar la forma oración de centrado, pues la palabra centrante no existe en español.


Las pautas básicas para realizar la oración de centrado se estructuran en cuatro puntos. Las transcribo a continuación, junto a su traducción al español, tal como aparecen en el sitio web de Contemplative Outreach, la organización internacional fundada por Thomas Keating, OCSO, para promover la práctica de este tipo de oración.


The Guidelines


  1. Choose a sacred word as the symbol of your intention to consent to God’s presence and action within.

  2. Sitting comfortably and with eyes closed, settle briefly and silently introduce the sacred word as the symbol of your consent to God’s presence and action within.

  3. When engaged with your thoughts, return ever-so-gently to the sacred word.

  4. At the end of the prayer period, remain in silence with eyes closed for a couple of minutes.


Las pautas


  1. Elige una palabra sagrada como símbolo de tu intención de consentir la presencia y la acción de Dios en tu interior.

  2. Sentado cómodamente y con los ojos cerrados, sosiégate brevemente e introduce silenciosamente la palabra sagrada como símbolo de tu consentimiento a la presencia y acción de Dios en tu interior.

  3. Cuando te des cuenta de que te has dejado llevar por un pensamiento, regresa muy suavemente a la palabra sagrada.

  4. Al final del período de oración permanece en silencio, con los ojos cerrados, por un par de minutos.


Extractos del libro The Heart of Centering Prayer (El corazón de la oración de centrado)


Los textos originales en inglés aparecen en color azul. A continuación de cada uno de ellos se encuentra, en color negro, su traducción al español.


Basically, the method of Centering Prayer consists in learning to withdraw attention from our thoughts--those incessant creations of our busy minds--in order to rest in a gentle, open attentiveness to divine reality itself. This gentle releasing of thoughts is known in Centering Prayer teaching as "consenting to the presence and action of God".


Básicamente, el método de la oración de centrado consiste en aprender a retirar la atención de nuestros pensamientos, esas incesantes creaciones de nuestras mentes ocupadas, para descansar en una atención suave y abierta a la realidad divina misma. Esta suave liberación de pensamientos se conoce en la enseñanza de la oración de centrado como «consentir la presencia y acción de Dios».

[Centering Prayer] is quintessentially a pathway of return in which every time the mind is released from engagement with a specific idea or impression, we move from a smaller and more constricted state of consciousness into that open, diffuse awareness in which our presence to divine reality makes itself known along a whole different pathway of perception.


[La oración de centrado] es esencialmente una vía de retorno en la que cada vez que la mente se libera de una idea o impresión específicas, pasamos de un estado de conciencia más pequeño y restringido a esa conciencia abierta y difusa en la que nuestra presencia a la realidad divina se da a conocer a lo largo de un camino de percepción completamente diferente.


When I've talked with people who report difficulty in getting a practice of Centering Prayer off the ground, in virtually every case the problem turns out to be that they're overcomplicating it. The challenge in Centering Prayer is not because it's difficult but because it's so very, very simple.


Cuando he hablado con personas que tienen dificultades para hacer que la práctica de la oración de centrado despegue, prácticamente en todos los casos el problema es que la están complicando demasiado. El desafío en la oración de centrado no se debe a que sea difícil sino a que es muy, muy simple.


"Centering Prayer is done not with attention but with intention," Keating repeatedly reminds his aspiring practitioners. Unlike other methods of meditation, Centering Prayer does not furnish an object for your attention--whether it be by repeating a mantra, following your breath, or watching your thoughts as they arise. Rather, you simply withdraw your attention from anything that brings it to a focal point and return again and again to your underlying intention--what The Cloud of Unknowing calls your "naked intent direct to God."


"La oración de centrado no se hace con la atención sino con la intención", recuerda Keating repetidamente a sus aspirantes a practicantes. A diferencia de otros métodos de meditación, la oración de centrado no te proporciona un objeto de atención, ya sea la repetición de un mantra, el seguimiento de la respiración o la observación de los pensamientos a medida que surgen. Más bien, simplemente retiras tu atención de cualquier cosa que te lleve a un punto de enfoque y regresas una y otra vez a tu intención subyacente: lo que La nube del no saber llama tu «intención desnuda dirigida a Dios».   [...] you're in the right ballpark if your intention is "to be totally open to God": totally available, all the way down to that innermost point of your being; deeper than your thinking, deeper than your feelings, deeper than your memories and desires, deeper than your usual psychological sense of yourself. Ultimately, what will go on in this prayer is "in secret" (the words that Jesus used in his instructions on prayer in Matthew 6:6): hidden even from yourself, in that innermost sanctuary of your being--where, in the words of that well-loved Christian monastic formula, your life is "hidden with Christ in God."


[...] estás en el camino correcto si tu intención es «estar totalmente abierto a Dios»: totalmente disponible, hasta el punto más profundo de tu ser; más profundo que tu pensamiento, más profundo que tus sentimientos, más profundo que tus recuerdos y deseos, más profundo que tu sentido psicológico habitual de ti mismo. En última instancia, lo que sucederá en esta oración será «en secreto» (las palabras que Jesús usó en sus instrucciones sobre la oración en Mateo 6,6): escondido incluso de ti mismo, en el santuario más íntimo de tu ser, donde, en las palabras de esa fórmula monástica cristiana muy querida, tu vida está «escondida con Cristo en Dios».


If you find yourself tangled up with a thought--no matter what kind of thought--you simply, gently let that thought go. You release it, thus bringing yourself back into alignment with your original intention, which was to maintain that bare, formless openness to God.


Si ves que te enredas en un pensamiento, sin importar qué tipo de pensamiento, simplemente, suavemente, deja que ese pensamiento se vaya. Lo liberas, volviendo así a alinearte con tu intención original, que era mantener esa apertura desnuda y sin forma a Dios.


In Centering Prayer, this release of a thought is normally accomplished with the help of something known as a sacred word.


Oh, you mean a mantra? No. A mantra is a word you repeat constantly throughout the meditation as a touchstone for your attention. A sacred word merely serves as a placeholder for your intention. It's the spiritual equivalent of a little piece of red string tied around your finger to remind yourself of your willingness to "do the deal." Unlike a mantra, you don't repeat it constantly; you only use it when you realize you've gotten tangled up in a thought. Then it helps gently and quickly to clear the mental debris and return you to that bare, open awareness. In Centering Prayer, this gentle release of your thoughts is seen as "consenting to God's presence and action within."


En la oración de centrado, esta liberación de un pensamiento normalmente se logra con la ayuda de algo conocido como palabra sagrada. Ah, ¿te refieres a un mantra? No. Un mantra es una palabra que repites constantemente a lo largo de la meditación como una piedra de toque para tu atención. Una palabra sagrada sirve simplemente como símbolo para tu intención. Es el equivalente espiritual de un pequeño trozo de hilo rojo atado alrededor de tu dedo para que recuerdes tu voluntad de «cumplir el trato». A diferencia de un mantra, no la repites constantemente; solo la usas cuando te das cuenta de que te has enredado en un pensamiento. Por lo tanto ayuda suave y rápidamente a despejar los desechos mentales y a regresar a esa conciencia desnuda y abierta. En la oración de centrado, esta suave liberación de tus pensamientos es vista como «consentir la presencia y acción de Dios en tu interior».


When you sit in meditation, you are actually presenting yourself as an icon of one of the most archetypal and noble of human activities: communion with the infinite.


Cuando te sientas a meditar, en realidad te estás presentando como un icono de una de las actividades humanas más arquetípicas y nobles: la comunión con el infinito.


Centering Prayer actually begins when you start to "say" your sacred word, offering it silently, gently, and at first steadily as a symbol of your willingness to consent to the presence and action of God during this prayer time.


La oración de centrado en realidad comienza cuando comienzas a «decir» tu palabra sagrada, ofreciéndola en silencio, gentilmente y al principio de manera continua como un símbolo de tu voluntad de consentir la presencia y acción de Dios durante este tiempo de oración.   The crucial moment [you stop thinking] is taken care of. You don't have to "do" it; it happens on its own, programmed right into your original intention to be deeply open to God. You won't notice the moment you stop thinking; what you'll notice is the moment you start thinking again. You find yourself in the midst of a thought and return to your sacred word as a way of returning to that openness. And then another thought comes, and with it, another return to the sacred word[.]


El momento crucial [en que dejas de pensar] está atendido. No tienes que «hacerlo»; sucede por sí solo, programado directamente en tu intención original de estar profundamente abierto a Dios. No notarás el momento en que dejas de pensar; lo que notarás es el momento en que comiences a pensar de nuevo. Te encuentras en medio de un pensamiento y vuelves a tu palabra sagrada como una forma de volver a esa apertura. Y luego surge otro pensamiento, y con él, otro regreso a la palabra sagrada[.]


What are you actually doing during a period of Centering Prayer? "Consenting to the presence and action of God,", certainly. "Preparing the faculties to receive the gift of contemplation," yes, most likely. [Note: This is a standard explanatory formula within Contemplative Outreach teaching, featured in the short introductory brochure, and in all introductory workshops.] But what are the actual mechanics of the process? Well, as the guidelines make clear, "When engaged with your thoughts, return ever-so-gently to the sacred word." So whatever else may be going on at the spiritual level, what you are actually doing is disengaging from your thoughts. Sometimes virtually nonstop. Again and again during that twenty-minute prayer period you find yourself releasing your attention from a thought it has managed to get tangled up in and returning it to a more spacious configuration.


Now, a thought, in Centering Prayer terminology, is anything that draws your attention to a focal point. It can be an inspiration. It can be a memory. It can be a sudden rush of emotion, or the brilliant final line of the sermon you're preparing for next Sunday. It can also, equally well, be an itch on your nose or the buzz of that dammed fluorescent light overhead. If it draws your attention to the degree that you start engaging with it, it's a thought. And in Centering Prayer the marching orders are to let all thoughts go.


Why? The usual explanations given here have to do with "making yourself empty so you can be filled with God," or reminders that a cluttered, preoccupied mind is hardly likely to be fully present--true enough. In my own teaching I prefer to come at it from a slightly different angle. Over the years I have gently but firmly insisted that one does not release a thought in order to achieve some desired result; the releasing itself is the full meaning of the prayer.


¿Qué estás haciendo realmente durante el período de oración de centrado? «Consintiendo la presencia y acción de Dios», ciertamente. «Preparando las facultades para recibir el regalo de la contemplación», sí, muy probablemente. [Nota: Esta es una fórmula explicativa estándar dentro de la enseñanza de Contemplative Outreach, presentada en el breve folleto introductorio y en todos los talleres introductorios.] Pero, ¿cuál es la mecánica real del proceso? Bueno, como dejan en claro las pautas: «Cuando te involucres con tus pensamientos, regresa siempre con suavidad a la palabra sagrada». De este modo, cualquier otra cosa que pueda estar sucediendo a nivel espiritual, lo que realmente estás haciendo es desconectarte de tus pensamientos. A veces prácticamente sin parar. Una y otra vez durante ese período de oración de veinte minutos te encuentras liberando tu atención de un pensamiento que ha logrado enredarte y volviendo a una configuración más espaciosa. Ahora bien, un pensamiento, en la terminología de la oración de centrado, es cualquier cosa que llame tu atención hacia un punto focal. Puede ser una inspiración. Puede ser un recuerdo. Puede ser una repentina oleada de emoción, o la brillante línea final del sermón que estás preparando para el próximo domingo. También puede, igualmente, ser una picazón en la nariz o el zumbido de esa maldita luz fluorescente en lo alto. Si llama tu atención hasta el grado en que comienzas a involucrarte con él, es un pensamiento. Y en la oración de centrado, las órdenes de marcha son dejar ir todos los pensamientos. ¿Por qué? Las explicaciones habituales que se dan aquí tienen que ver con «vaciarte para que puedas llenarte de Dios», o advertencias de que una mente desordenada y preocupada probablemente no esté completamente presente. Todo esto es cierto. En mi propia enseñanza, prefiero abordarlo desde un ángulo ligeramente diferente. A lo largo de los años he insistido suave pero firmemente en que no se libera un pensamiento para lograr el resultado deseado; la liberación misma es el significado completo de la oración.   I also need to emphasize yet one more time that you do not disengage from a thought by replacing it with the sacred word--at least insofar as that instruction is heard as focusing on the sacred word. This misimpression is still prevalent among many practitioners of Centering Prayer--and in the early attempts to present the method of Centering Prayer there was indeed some lack of clarity around this point. But you can see how using the word as a replacement focal point for your attention would essentially turn it into a mantra, and in the Thomas Keating version of Centering Prayer the sacred word is emphatically not a mantra, merely "a placeholder for your intention."


También necesito enfatizar una vez más que no te desconectas de un pensamiento reemplazándolo con la palabra sagrada, al menos si esta frase se entiende en el sentido de que te enfocas en la palabra sagrada. Esta impresión errónea aún prevalece entre muchos practicantes de la oración de centrado, y en los primeros intentos de presentar el método de la oración de centrado hubo cierta falta de claridad en este punto. Observa cómo el uso de la palabra como un punto focal de reemplazo para tu atención esencialmente la convertiría en un mantra, y en la versión de Thomas Keating de la oración de centrado, la palabra sagrada enfáticamente no es un mantra, es simplemente «un símbolo de tu intención».


Have you ever watched really closely what happens when you release a thought? Yes, in most cases more thoughts come rushing back in. But notice how there is a slight gap between them; if only for a nanosecond, there occurs a moment when you are present and alert, but in which your attention is focused on no particular thing. You are briefly in a state of objectless awareness.


¿Alguna vez has visto de cerca lo que sucede cuando liberas un pensamiento? Sí, en la mayoría de los casos vuelven a surgir más pensamientos. Pero observa cómo hay una pequeña brecha entre ellos; aunque solo sea por un nanosegundo, ocurre un momento en el que estás presente y alerta, pero en el que tu atención no se centra en nada en particular. Estás brevemente en un estado de conciencia sin objeto.

©2020 by Luis Pizarro